Linea Directa


UNA VOZ DE ALTURA

 

 

POMPEO Y EBRAD

Por Alejandro Díaz Camacho (LD 03-06-19)

E-mail:  adiazcam@gmail.com

 

El gobierno federal será firme y defenderá la dignidad de México ante Estados Unidos, aseguró el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, luego que el presidente Donald Trump retó al país con imponer aranceles a todos los productos mexicanos si no frena la migración de ilegales.

La fecha y sede para el encuentro entre autoridades de alto nivel mexicanas y estadounidenses quedó fijada; el próximo miércoles en Washington el secretario de Estado, Mike Pompeo, encabezará la delegación de Estados Unidos, mientras el canciller Marcelo Ebrard hará lo propio con la mexicana. El canciller informó en su cuenta de Twitter que habló con el secretario Pompeo y Jared Kushner, asesor de la Casa Blanca, para comenzar el proceso de negociación sobre el anuncio de estos impuestos que se aplicarían de forma gradual a partir del 10 de junio.

Ambos funcionarios estadounidenses se encuentran fuera de su país. El secretario Mike Pompeo partió el jueves hacia Europa como parte de una gira diplomática. Mientras, el asesor Jared Kushner se encuentra de gira en Medio Oriente en busca de apoyo al plan de paz estadounidense para Palestina e Israel.

En este contexto, México experimentó en días consecutivos los ataques por parte del mandatario estadounidense. Aun con la carta del presidente López Obrador en la que señala que los problemas sociales no se resuelven con impuestos y sostiene que no busca confrontación, Trump insistió con su amenaza: ¡Es hora de que finalmente hagan lo que se debe hacer!, escribió en su red social. Ebrard declaró en un tuit que ni el flujo de migrantes ni el elevado consumo de estupefacientes en el país vecino son responsabilidad del gobierno mexicano. México es el principal socio comercial de Estados Unidos. Lo que recibe de nuestro país son bienes y servicios esenciales, productividad. El flujo migratorio de Centroamérica y otros países o el elevado consumo de estupefacientes no son responsabilidad de México.

Sin embargo, el presidente Trump, ha exigido una vez más a las autoridades mexicanas que detengan "la invasión" protagonizada por los inmigrantes ilegales a través de la frontera o, de lo contrario, las empresas estadounidenses dejarán de operar en el país. "O bien detienen la invasión de nuestro país por traficantes, cárteles y traficantes de personas, algo que podrían hacer muy fácilmente, o nuestras muchas compañías que han sido engañadas para instalarse al sur de la frontera regresarán a Estados Unidos gracias a estos aranceles".

Las medidas anunciadas por Trump buscan que su vecino del sur ponga freno a la llegada de migrantes indocumentados que huyen de la pobreza y la violencia desde países de Centroamérica, principalmente, a lo cual el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha respondido que México ha hecho un gran esfuerzo por resolver el problema y no aceptará confrontación alguna con Estados Unidos porque no desea entrar en ninguna guerra comercial, pero no descartó acudir a tribunales internacionales para dirimir el conflicto de ser necesario. Ante las diferencias presidenciales, Pompeo y Ebrard tienen la última palabra.

 


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com